Hoy en nuestro diccionario SEO veremos que son las URL amigables y como poder utilizarlas de manera correcta en nuestra estrategia de posicionamiento. Es cierto que muchos gestores de contenidos nos pueden crear por defecto las URL de nuestras páginas, pero esto no quiere decir que están correctamente aplicadas. Nosotros vamos a ver como sacarlas todo el potencial que tienen y utilizarlas en nuestro favor.

¿Qué son las URL amigables?

Una URL es el Localizador Uniforme de Recursos (Uniform Resource Locator). Se trata de la secuencia de caracteres que sigue un estándar y que permite denominar recursos dentro del entorno de Internet para que puedan ser localizados. O lo que es lo mismo, el nombre que tiene cada una de las webs y páginas que están alojadas en Internet.

Pues bien, esto de cara al posicionamiento SEO es muy importante, pues por un lado le estamos diciendo a Google sobre lo que vamos a hablar en esa página específica o en la Home Page de nuestra web, y por otro lado indicamos al lector el tema principal sobre el que vamos a hablar, y sobre el que está buscando información.

Por lo tanto, las URL amigables son cada uno de los nombres de nuestras páginas y que aportan información sobre el contenido del cual vamos a hablar, tanto a Google como al lector, que es realmente al que debemos enfocar siempre nuestra estrategia SEO.

¿Cómo hacemos para avanzar en nuestra estrategia SEO?

Una vez definidas las URL amigables, vamos a ver que tenemos que hacer para que una URL sea amigable. Si nuestras URL no están bien optimizadas, Google no nos penalizará, pero no estaremos sacando todo el partido de ellas y por tanto perdiendo oportunidades frente a nuestra competencia que puede que si las estén utilizando.

  • Incluye la keyword en la URL: Parece obvio, pero no puede faltar nunca. Siempre tenemos que incluir nuestra palabra clave principal. De este modo estamos indicando a Google y al usuario que nos visita, el tema que vamos a hablar.

  • Elimina las preposiciones: Debemos de eliminar de nuestra URL todo aquello que no aporte valor en la lectura para el usuario. Aunque parezca que las preposiciones si lo hacen, es mucho más recomendable no incluirlas.

  • Vigila la extensión: Muchas veces, todos los gestores de contenidas utilizan nuestros títulos de las páginas o entradas para crear las URL, lo que en muchos casos se traduce en una extensión de cadena larga. ERROR. Es mucho más recomendable crearlas manualmente siguiendo estos pasos y diseñar la URL perfecta.

  • Explica sobre que vas a hablar: Al final este es el punto más importante. La URL debe definir perfectamente el contenido de la web. Por ejemplo, en este mismo post, estamos hablado sobre “¿Qué son las URL amigables?. Diccionario SEO”. Y como veras, la URL no es: “que-son-las-url-amigables-diccionario-seo”. Si fuese así no cumpliría con ninguno de los puntos explicados. Por eso, eliminamos las preposiciones y aquello que no nos aporta valor. La URL final es: “que-son-url-amigables”.

Como veis, con esta URL definimos perfectamente el contenido de este post y cumplimos con los puntos que hemos marcado antes.

Ahora que ya conocéis las URL amigables y como utilizarlas en vuestra estrategia SEO no dudéis en aplicarlo y sacarles todo el potencial. Además, os dejamos otro post sobre un factor muy importante de cara al posicionamiento como es la sobreoptimización y como no caer en ella. Nos vemos la semana que viene con más definiciones.

Si os ha gustado compartir el contenido en vuestras redes sociales favoritas.